El 12 de noviembre, ocho defensores de los derechos humanos, la mayoría de ellos mayores de 55 años, serán juzgados en El Salvador por cargos infundados de “hurto agravado”. Se enfrentan a posibles condenas entre 5 a 8 años de prisión.

David Elías Aguirre (67), Marco Antonio Jiménez González (43), Celedonio Martínez Santos (80), Tomás Humberto Zúniga González (62), Wilfredo Aguilar Rivera (48), Luis Álvarez Cabezas (62), Héctor Antonio Sánchez Zaldaña (55) y Nery Adalberto Zaldaña Calderón (47) jugaron un papel clave en la implementación de un proyecto comunitario de acceso al agua potable, y el proceso de criminalización al que se enfrentan es un claro intento del antiguo gobierno municipal, apoyado por el fiscal local, para limitar sus acciones de defensa de uno de los derechos más básicos: el derecho al acceso al agua. Si los defensores son condenados, se establecería un precedente desmovilizador para las comunidades que se organizan para defender sus derechos.

Desarrollo Comunal Bendición de Dios para mejorar el acceso al agua

En 1995, las siete comunidades en el municipio de Tacuba, departamento de Ahuachapán en El Salvador, crearon la Asociación de Desarrollo Comunal Bendición de Dios para mejorar el acceso al agua limpia para sus familias. Después de obtener fondos y apoyo técnico adecuados a través de la cooperación internacional, y mediante el trabajo de los miembros de la comunidad, se logró el sistema de provisión de agua comunitario que finalizó su construcción en 1996, llevando por primera vez agua potable directamente a esas comunidades.

Este sistema fue el primero de su tipo en esa área y proporcionó acceso a agua potable a más de 5000 personas. Sin embargo, a lo largo de los años, el suministro se ha visto afectado debido al rápido crecimiento de la población en las comunidades. La Asociación decidió gestionar el suministro de agua por sectores geográficos para garantizar que el agua estuviera disponible para todas las personas. Sin embargo, el gobierno municipal de aquel entonces abusó de su poder y se apropió de forma irregular del patrimonio comunitario, dando pie a un conflicto con las comunidades que continuó durante la siguiente década y resultó en la persecución y el encarcelamiento temporal de quienes lideraron el proyecto comunitario.

«Hurto de fluidos»

El acoso legal fue iniciado por el alcalde en turno, quien acusó falsamente a ocho miembros de la Asociación del cometimiento de los delitos de: “usurpación de inmueble”, “hurto de fluidos” y “hurto agravado”. El actual alcalde ha solicitado que se desestime el caso, sin embargo, el fiscal se negó a hacerlo y los casos fueron llevados a juicio.

La Asociación Salvadoreña de Ayuda Humanitaria PROVIDA, una organización que brinda apoyo legal a los defensores, ha logrado que dos de los tres cargos sean desestimados. Sin embargo, la acusación más grave, la de “hurto agravado”, permanece a pesar de que la fiscalía carece de pruebas. De ser declarados culpables, los defensores serían inmediatamente encarcelados por este delito, el cual conlleva una sentencia que va de 5 a 8 años de prisión, y requeriría encarcelamiento durante cualquier proceso de apelación.

En la audiencia previa al juicio, el juez aceptó todas las pruebas y testimonios proporcionados por la fiscalía, pero ninguno de la defensa. La audiencia pública está programada para el 12 de noviembre y la posibilidad de una condena es inminente. Los defensores afirman que siempre han actuado con probidad y honradez y exigen que el sistema sea devuelto legalmente a las comunidades que lo construyeron. Todos ellos viven en Tacuba, uno de los municipios con mayores niveles de exclusión social en El Salvador.

Movilización para poner un alto a la criminalización

Del 2 al 9 de diciembre, Derechos a la Tierra Ya se movilizará a nivel mundial para pedir un alto a la criminalización de los defensores de los derechos a la tierra. El caso de El Salvador es un claro ejemplo de lo que se está convirtiendo rápidamente en una crisis global. Apoyamos a los defensores del agua de Tacuba y a los cientos de otros defensores de los derechos a la tierra que enfrentan cargos criminales por su trabajo pacífico para defender sus derechos y proteger el planeta.

Obtén más información sobre cómo participar en la Movilización Global aquí.

En este video puedes conocer más sobre los defensores del agua de Tacuba.

Para apoyar a los defensores de Tacuba que están alzando su voz, puedes comunicarte con la Asociación Salvadoreña de Ayuda Humanitaria PROVIDA por correo electrónico (provida.gerenciaprogramadt@gmail.com). También puedes enviar una carta de solidaridad exigiendo justicia y dignidad para los defensores de Tacuba a las redes sociales de la Asociación (Facebook and Twitter)

¡Exigiendo justicia para la dignidad de los defensores de Tacuba!

De izquierda a derecha: David Díaz Aguirre, Arturo Elcides Padilla, Tránsito Contreras, Tomás Zúniga y Celedonio Martínez Santos, todos defensores del derecho humano al agua y miembros de la Asociación de Desarrollo Bendición de Dios, que administra el Sistema de Agua de “Las 7 comunidades de Tacuba”, en el departamento de Ahuachapán.